¿Cuál es la estructura legal más conveniente para iniciar un negocio?

julio 21, 2014 | Seguridad Jurídica

Desde el momento en que decides iniciar tu negocio debes tener claro la manera en que lo vas a constituir legalmente, teniendo en cuenta que la estructura de una empresa es primordial para su éxito.

Iniciar operaciones como persona física brinda la ventaja de que por ser el único jefe, podrás tomar decisiones sin tener que esperar la aprobación de otros, además, constituirse de este modo también ofrece la ventaja de que puedes comenzar tu empresa de manera fácil, porque no hay gastos que cubrir legalmente hablando y solo debes contar con los activos y operar. Además, todas las utilidades son tuyas. 

Otra ventaja que tiene ser independiente es que los ingresos que genera la empresa se pueden grabar como ingresos personales, ya que eres el único al frente de tu negocio aparte de que puedes detener las operaciones cuando desees.

Sin embargo, no todo es positivo. Tener una constitución como persona física tiene como desventaja que debes asumir todas las responsabilidades. Otra desventaja es que solo puedes contar con el capital que poseas o el que puedas conseguir, ya que no cuentas con el apoyo de otro socio. Un único dueño debe de ser funcional y tratar de cubrir la mayor cantidad de tareas posibles. Todo esto sin contar que la vida de la empresa termina con la muerte o la enfermedad del propietario.

En el caso de la estructura en sociedad, esta tiene como ventaja que la empresa puede disponer de las distintas habilidades que los socios posean y por ello ser más competitiva. También tiene como ventaja que hay más disponibilidad para obtener capital, ya que hay más socios y cada uno de ellos está en disposición de aportar capital financiero además de que se pueden obtener préstamos bancarios con mayor facilidad.

Una estructura en sociedad permite incentivar a los empleados, ya que se puede crear una política de crecimiento otorgándoles la oportunidad de convertirse en socios. Mientras, dentro de las desventajas,  está que las utilidades son compartidas entre los socios. Otro punto negativo es que si los socios no trabajan en armonía, el negocio corre peligro y todo se puede venir abajo.

Esperamos desde Impulsa Popular que esta información te ayude a determinar cuál es la estructura legal que más te conviene. Recuerda siempre dejar todo por escrito. 

Artículos Relacionados