Diferencias entre un empleado fijo y un empleado contratado en base a honorarios

4 DE MARZO 2016 | Legal

Toda aquella persona que ejerce determinada función dentro de una empresa, lo hace para recibir por parte de sus empleadores la retribución por el trabajo realizado.

Según el Código de Trabajo dominicano, en una empresa pueden existir diferentes tipos de contratos donde se estipulan las obligaciones y derechos de cada quien, lo que dependerá de lo que la empresa necesita de la persona contratada.

Dentro de los contratos más comunes realizados por las empresas en el país podemos citar: los contratos definidos,  indefinido, por obras y servicios, de relevo, de personas con discapacidad y contratos para investigaciones. Todos con determinadas misiones y características particulares. En este artículo se tratará especialmente las diferencias entre un empleado que tenga un contrato de trabajo fijo y por ende cobre bajo esta modalidad, y otro que tenga un contrato por obras o servicios y cobre por honorarios.

Por una parte, el empleado que ha sido contratado con un contrato fijo no entra con un  tiempo de duración en la empresa, es decir, que al ingresar no se pacta una fecha de terminación. El contrato solo se acaba si una de las partes por decisión voluntaria o pactada decide terminar. En este tipo de contrato si ninguna de las partes decide terminar, el empleado solo saldrá de la empresa si se pensiona o fallece.

Un trabajador que haya entrado a una empresa bajo la modalidad de contrato fijo, debe cumplir ciertas obligaciones como un horario. Asimismo, recibe un salario fijo quincenal o mensual y recibe ciertos beneficios adicionales por parte de la empresa.

Por otro lado, el empleado que ha sido contratado bajo la modalidad de obras y servicios está supuesto a durar un tiempo en la empresa en caso de que sea por obras, solo el tiempo que dure el proyecto para el cual trabaja. Cuando es por servicios, solo debe cumplir los servicios solicitados por parte de la empresa.

En los contratos de este tipo, por lo general el empleado no trabaja directamente para la empresa, si no que trabaja para una segunda persona que contrata los servicios de la empresa.Estos contratos son por tiempos definidos, casi siempre duran de tres a seis meses y en él, el empleador tiene todo el derecho de no renovar cuando pase el tiempo si así lo decide.

En este tipo de contratos a diferencia del fijo, el empleado no está supuesto a cumplir con un horario, pero si a cumplir con el trabajo y cobra solo si ha entregado el trabajo (por honorarios).

Destacadas

¿Cómo obtener Crowdfunding?

Crowdfunding es un sistema de financiamiento colectivo de proyectos, normalmente en la Internet, a través del cual se reciben donaciones.

¿Cómo gestionar la retroalimentación de tus clientes?

La retroalimentación es la información proporcionada por los clientes a cerca de sus experiencias con una compañía.

BOLETÍN INFORMATIVO

Suscríbete para recibir actualizaciones, promociones y tips que serán de tu interés.